Los talleres municipales y una acción de extensión propician la instalación de composteras.

Se trata de una iniciativa en la que trabajarán conjuntamente el taller municipal de Huerta y Carpintería, con una Acción de Extensión de la Facultad de Ingeniería. El proyecto lleva el nombre de “Agregado de valor de los residuos orgánicos domiciliarios para tratarlos en composteras”.

La Acción de Extensión surgida en la Facultad de Ingeniería de la UNER impulsa la utilización de composteras para el tratamiento de los residuos domiciliarios. Estuvieron de visita hace un mes en el taller de Huerta, que ya realiza compostaje y lo impulsa entre sus estudiantes, y ayer en taller municipal de Carpintería, donde se fabricarán las composteras. El co director del proyecto, Javier Fernández, explicó que el primer modelo “quedará en el taller de Huerta, donde se impulsa este tratamiento y donde parte de los alumnos que asisten, lo hacen en sus domicilios. Servirá como ejemplo y también para dictar jornadas que muestren el funcionamiento”. Adelantó que el objetivo también es difundir este tipo de práctica en las escuelas de la zona.

Durante el encuentro de este lunes se recibió la sugerencia por parte de los talleristas de trabajar con materiales recuperados como pallets o bien, listones de plásticos recuperados en la construcción de las composteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*