Recordamos a Juan “Negro” Dumé

Mi tío Juan.
Lo conocí muy chico, pero los momentos que pasamos quedaron grabados. Recuerdos, muchos… anécdotas, cuentos, chistes.. para todo siempre había un refrán, una imitación, un personaje. Compartimos muchas cosas gracias a Dios, que ayudarán a tener tu recuerdo vivo, por siempre.

Ese hombre que tal vez no tuvo tantas oportunidades, que no leía tanto, pero podía recitar horas.. Que no necesitaba de grandes

14055784_10206970502356436_1091551490_n
Juan y su hija Noelia

palabras para dar grandes consejos, y lo que se proponíaaprender, lo hacía. De buen humor y solidario, nunca faltaba su recorrida por casa para vernos, si alguno estaba enfermo o le pasaba algo. Apoyándonos en lo que hagamos, siempre, presente.

Animándonos en las malas, y compartiendo las buenas. Para nosotros era más que un tío.. Una persona que no voy a olvidar, una persona que sembraba amistad por donde caminara, que siempre tenía un nuevo amigo para compartir una pesca, un asado, un vino…un momento.
Ayudar, no importaba cuanto te conociera, él tenía eso que pocos tienen, ayudar sin esperar nada a cambio. No importa si tenía poco en su bolsillo, en la mesa siempre entraba un plato para alguien mas. Así formó su familia, y así son, de corazón inmenso.
Recordar siempre, que en la vida estamos de paso, y que lo más importante no es lo que uno tiene, sino, la huella que uno deja en sus seres queridos. Un hombre con defectos como todos, pero con valores como pocos…
Te voy a extrañar
Nota escrita por Nicolas Main, sobrino de Juan “Negro” Dumé
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*