La lucha de Marquitos, un nene de 4 años de Oro Verde con cáncer infantil

Marcos Sebastián Ocampo es un nene de 4 años de Oro Verde, hijo de docentes, que fue operado en el Hospital Gutiérrez de Buenos Aires luego de que en agosto de este año en la Clínica Modelo de Paraná le detectaran “tumor de Wilms en riñón, con metástasis en pulmón”.

La mamá del niño, Belkis Ramírez, relató a AHORA el difícil proceso: “A él le salió un sarpullido el 7 de agosto, era fin de semana y lo controlamos, pero el 10 de agosto levantó fiebre. El médico lo palpó, sintió algo que no tenía nada que ver con el sarpullido y mandó una ecografía, que se hizo el 14. La ecógrafa inmediatamente habló con el pediatra y nos mandó a la Modelo. Nos internamos con urgencia y el 15 a la mañana se le realizó una tomografía. A los 40 minutos nos dieron este diagnóstico. Para el 17 de agosto ya nos habían ingresado al Hospital Gutiérrez“.

“De tener un niño totalmente sano pasamos a tener esta noticia, y realmente fue como un balde de agua fría”, expresó la mujer.

El 18 de agosto sometieron a Marquitos a la primera quimioterapia de una sesión de siete. Luego, el 1 de octubre, lo operaron para extraerle uno de sus riñones. “El tumor estaba avanzado, estaba tomando el riñón y eran el doble de su tamaño, por lo que ya no había vuelta atrás y el órgano era insalvable“, explicó la mamá.

Ahora Marcos tiene 27 quimios y sesiones de radioterapia. Ya se hizo la primera el viernes pasado y ahora para la segunda, que es este viernes, necesitamos que IOSPER autorice la medicación, que se está demorando; por suerte IOSPER nos viene cumpliendo pero ahora tenemos muy poco tiempo; ya iniciamos el trámite y estamos preguntando todos los días para ver si esto se acelera un poquito; estamos a la espera“, lamentó.

SOLIDARIDAD

El esposo de Belkis, Antonio Ocampo, es docente de la ESJA N° 155 “Supremo Entrerriano” de Paraná, mientras que ella se desempeña en la Escuela N° 11 “Provincia de Santa Fe” y en la Privada N° 127 “Pastor E. Marconi”, ambas también de la capital entrerriana.

Un grupo de mamás de alumnos y de docentes encabeza una campaña solidaria para juntar fondos que ayuden a la familia con los gastos de la estadía en Capital Federal. Para colaborar con el depósito de cualquier monto de dinero, por mínimo que sea, ponen a disposición el CBU de la mamá del niño: 3860051503000040617627.

Además, el hermano de la mujer “en el Dia de la Madre, con vecinos de la localidad, realizaron una venta de asado con cuero para Marcos y para Elizabeth Ríos, una nena que esta en Fundación Favaloro esperando un trasplante de hígado”, contó.

Por otra parte, hasta tanto IOSPER autorice y envíe los remedios, “Crisálida junto a la fundación Flexer ya consiguieron la medicación para prestar“, agradeció Belkis.

PREMIOS PARA MARQUITOS

El mismo día que me enteré, las mamás de mis alumnos y mis colegas docentes hicieron un grupo de WhastApp y se empezaron a conectar. Empezaron a depositar dinero mes a mes y a sumar gente. También empezaron a enviar regalos. Estos juguetes fueron sus premios cada vez que Marquitos salía de una quimio, como para estimularlo y que estuviera contenido“, contó, emocionada.

La mujer no tiene palabras para agradecer tanta solidaridad. “La verdad es algo increíble, no pasa todo los días algo así, que se organicen para ayudar y estén preguntando todo el tiempo; se ha sumado muchísima gente que incluso no conozco y se preocupa por qué necesito“, dijo a AHORA.

NECESIDAD DE ALOJAMIENTO E INCERTIDUMBRE

En Buenos Aires, “estamos en un departamento de una familia que nos han prestado de todo corazón pero que ellos también usan y no queremos abusar de su generosidad, realmente nos han salvado. Para poder quedarnos acá estamos buscando un alquiler, pero para ingresar a un departamento nos piden que el contrato sea por 3 años, y para un alquiler temporal el precio es muy elevado”, contó Belkis.

Estamos en la incertidumbre y no sabemos qué rumbo vamos a tomar en estas 27 quimios y la radioterapia; no quisiéramos tener que volvernos, porque tampoco sabemos si vamos a poder en medio del tratamiento y aparte tener que ir para allá con toda esta pandemia es demorar, hacer hisopado, tener que hacer cuarentena”, lamentó.

“Sabemos que IOSPER y AGMER ofrecen hoteles, pero allí el problema es que hay espacios de común acceso con personas que no conocemos y a mi nene con las quimios le van a bajar mucho las defensas; además con esto de que le falta su riñoncito él no puede comer cualquier cosa y necesitamos un lugar donde poder cocinarle nosotros las comidas especiales como venimos haciendo hasta ahora”, explicó.

CONTACTO

Raúl Ramírez, hermano de Belkis y tío de Marquitos: 343 5 076 935.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *