Manada Roberto.

El Municipio de Oro Verde y un grupo de vecinas trabajan juntos desde el primer momento para atender la situación de los más de 60 animales que quedaron desprotegidos de la llamada “Manada de Roberto”. Fueron evaluados por un veterinario y las autoridades municipales garantizaron la presencia de una persona que se ocupará de alimentarlos, atenderlos y mejorar las condiciones del lugar durante la emergencia. Habrá una reunión el próximo lunes para evaluar cómo seguir.
El intendente Oscar Toledo, y Magda Ronchi que trabaja con un grupo de vecinas voluntarias, se reunieron esta mañana con la persona que se ocupará de alimentar y asistir a los perros que viven en el lugar.
Al respecto el intendente Toledo afirmó, “nos reunimos nuevamente para coordinar el trabajo y tomar todas las medidas necesarias para garantizar el bienestar de estos animales que no pueden quedar a la deriva. Desde el primer momento, cuando se dio esta grave situación de público conocimiento con la persona que reside en el lugar, fuimos con el veterinario para evaluar a los perros y las necesidades que tienen. El Municipio está garantizando la alimentación y atención veterinaria, junto con una persona que los alimente”.
“Hoy se trata de contener la situación, vamos a volver a reunirnos el lunes, estamos trabajando con la Policía y también asesorándonos en materia legal. Queremos llevar tranquilidad a la población al decirles que estamos accionando, siempre respetando la vida de estos animales”, resaltó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.